ZTE, problemas a la vista en costas norteamericanas

0
ZTE logotipo

Los problemas de importación y de patentes son algo intrínseco a este mundillo y ZTE no va a ser la excepción. Todos sabemos que en los negocios muchas veces se toman decisiones amorales que terminan teniendo reacciones.

La cuestión es que el departamento de comercio de los Estados Unidos está a un día, tomarán cartas en el asunto el día de hoy 8 de marzo, de cerrar la puerta a ZTE o, al menos, ponérselo muy difícil.

ZTE tendrá complicado importar de empresas norteamericanas

Si ya era una pesadilla, para las empresas chinas, hacer negocio en territorio norteamericano ahora, para ZTE, se va a volver imposible debido a las nuevas reglas bajo las que tendrá que jugar debido al castigo que se le va a imponer.

Las autoridades van a vigilar con lupa cualquier material o software que importe el gigante asiático de una empresa de Estados Unidos obligando a la marca a pedir licencias de exportación para cada movimiento que quiera hacer.

Como un secreto a voces, estas licencias serán, normalmente, denegadas por lo que el importador tendrá que buscar otras empresas que no tengan relaciones con Estados Unidos si desean seguir trabajando de manera normal.

El castigo a ZTE viene por que ha exportado tecnología norteamericana a Irán de manera reiterada cuando esto lo tiene prohibido el gobierno de los EEUU y es algo que no van a pasar por alto.

Esto le va a suponer un gran golpe al fabricante asiático y, sobretodo, a su negocio de smartphones que, si bien no va a desaparecer de las estanterías, si que va a necesitar buscar otra forma de llegar a ellas.

Entre las empresas que colaboran con ZTE se encuentran Intel y Microsoft lo cual le pone más cuesta arriba el seguir lanzando y construyendo terminales con un buen procesador y/o con Windows 10 como sistema operativo.

En el momento de redactar esta noticia, ZTE, sólo ha hecho un comentario pese a que se le ha preguntado directamente desde varios medios más veces. En esta nota de prensa han dejado claro que están al tanto de lo ocurrido y que llevan trabajando con empresas norteamericanas desde 2012 y mantienen una perfecta comunicación con ellas.

La compañía asiática aun está a tiempo de apelar en contra de la decisión pero aún no lo ha hecho lo que implica que, para ver como acaba este culebrón, tendremos que esperar a que se haga efectiva la medida hoy.

Dejar una respuesta