Saltar al contenido

¿Xiaomi prepara un coche eléctrico?, unas patentes lo indican

Xiaomi Logo

Xiaomi es una compañía con ganas de más. Siempre están buscando nuevos mercados en los que innovar y desarrollar sus actividades, aunque esta diversificación no esté a primera vista muy relacionada con su hábitat natural: el de los teléfonos inteligentes. Así lo han ido demostrando con el paso del tiempo lanzando routers, equipos de aire acondicionado, lámparas, purificadores de aire o auriculares.

Desde que sé fundó en 2010 Xiaomi ha vivido un crecimiento estratosférico que la ha llevado a situarse como el tercer fabricante de dispositivos móviles, solo por detrás de Samsung y Apple. Ha superado así ha otras marcas más conocidas por los usuarios occidentales como LG, Sony o Motorola, esta última ahora en manos de la también china Lenovo.

Se lleva bastante tiempo rumoreándose sobre si Xiaomi se atreverá a adentrarse en el novedoso sector de los coches eléctricos. Hace unos meses se llegaron a ver fotografías de un supuesto prototipo del fabricante asiático y antes que eso llegaron datos que hablaban sobre Mistla como uno de los nombre que estarían barajando en Xiaomi para bautizar a su primer automóvil. Se decía que iba a ser un mini y que saldría a la venta por unos 39.999 Yuanes, es decir menos de 6000 €.

Lejos queda el coche de Xiaomi

Sin embargo, unas palabras de Lei Jun, el actual CEO de Xiaomi, cayeron como un jarro de agua fría sobre algunos de los expectantes fans de la marca. En marzo de este mismo año el directivo aseguró que no veríamos ningún coche de su compañía en los próximos 3 o 5 años. A corto y medio plazo la idea parece desechada, pero Xiaomi está sin duda trabajando en algo relacionado con este mercado.

Xiaomi Lei Jun CEO

Así lo demuestran 12 patentes que han aflorado en el día de hoy, todas ellas registradas por parte de la empresa de teléfonos china y todas ellas relacionadas con diferentes conceptos relativos a los coches eléctricos. Parece que la marca no está preparada para grandes presentaciones, pero están ocupados trabajando en este proyecto.

Xiaomi apenas goza de presencia en los mercados occidentales, pero cuando llegue (no lo dudemos, lo hará) si trae un coche eléctrico a los precios competitivos a los que nos tiene acostumbrados puede resultar el revulsivo perfecto para animar este sector. Aunque también, de aquí a 5 años quizás las empresas tradicionales de coches se han puesto las pilas y son capaces de ofrecer alternativas viables a los coches propulsados por combustibles fósiles. Dentro de unos años espero poder enlazar a este artículo desde otro post en el que saldremos de dudas.