Saltar al contenido

Vizio demandará a LeEco por su fusión fallida

leeco y vizio

Se avecinan semanitas moviditas en los juzgados, y es que la empresa norteamericana Vizio ha pasado al ataque y presentó dos demandas contra la compañía china LeEco, a quien últimamente parecen aglutinársele los problemas. ¿De dónde surgen estos problemas entre ambas compañías? Pues todo se traslada al intento fallido de fusión que protagonizarón ambas marcas en el pasado, y que finalmente acabo derrumbándose de manera oficial a principios de este mismo año.

Siempre según la posición de Vizio, el fabricante de televisores estadounidense comenta que ya en el momento del acuerdo inicial que mantuvieron Vizio y LeEco, la marca china ya había empezado a colapsarse, debido a graves problemas financieros que arrastraban. Aquellos que hayáis seguido de forma más habitual la actualidad de LeEco, sabréis como estos problemas no son nuevos, sino que son la tónica habitual en los últimos meses.

Desde Vizio van un paso más allá, asegurando que todo lo relacionado con la fusión ha sido un movimiento estratégico de LeEco cuya única intención era realizar una limpieza de imagen de cara a la opinión pública, buscando generar una corriente positiva entorno a la empresa.

Vizio y LeEco, jaleo a la vista

No obstante, esta postura sería totalmente comprensible por parte de Vizio si hubiera sido la postura inicial de la compañía, pero nada más lejos de la realidad. Y es que a principios del pasado mes de abril, ambas compañías hablaron sobre este fracaso, y ninguna de ellas le echaba la culpa a la otra, hablaban de “vientos regulatorios”. ¿Qué significa eso? Puede ser cualquier cosa…

De esta forma, se presenta u futuro turbulento entre Vizio y LeEco, y es que la firma americana, ni corta ni perezosa, le reclama a la compañía asiática hasta un total de 60 millones de dólares, en función de daños y perjuicios. Además, en todo momento se asegura que durante las negociaciones que mantuvieron ambas entidades, tanto en Beijing como en Irvine (California), los representantes de LeEco aseguraban que la salud financiera de la compañía era buena.

Aunque, obviamente, a estas alturas de la película es imposible que LeEco pueda afrontar los 2.000 millones de dólares en los cuales estaba cifrada esta operación. Además, según Vizio, la marca china no habría hecho frente a los 100 millones de dólares que debían abonar inicialmente, y únicamente pagaron 40 de estos. A pesar de todo, dese LeEco explican que esta operación no interesaba únicamente a ellos, sino que también era muy beneficioso para Vizio que podía acceder a un mercado enorme como el chino.

Pero todavía hay más, y es que ante la complejidad de ver fructificar esta demanda contra una empresa cuya sede está en China, Vizio también ha demandado a la filial americana Le Technology a cambio de 50 millones de dólares. ¿Cómo acabará todo esto?