UMI y Ericsson, guerra de patentes en Reino Unido

0
Guerra patentes Ericsson UMI

Hace mucho tiempo, en un planeta muy, muy lejano el fabricante Ericsson decidió poner trabas a todas las marcas que pudieran competir con él a modo de denuncias sobre patentes, lo que no podía esperar es que la resistencia de estas pequeñas marcas, UMI entre ellas, fuera tan fuerte.

Dejando a un lado el estilo “guerra de las galaxias” (aquí también ha hecho mella el hype de la película de Star Wars), ya hemos hablado de la marca china UMI en esta web, de hecho, al menos yo, me considero un fan incondicional de ella, ya que ha sacado al mercado teléfonos con unas especificaciones técnicas fantásticas a unos precios más que asequibles.

Un claro ejemplo de esto son sus últimos smartphones, el UMI Fair o el Rome que se pueden adquirir por menos de 100 dólares y el UMI Hammer S que es el terminal con puerto de carga USB-C más barato de la marca, menos de 150 dólares.

Ericsson sigue haciendo de las suyas, esta vez contra UMI

Y digo sigue por que ya en 2012 Samsung fue denunciada por lo mismo, en 2014 fue Xiaomi y todos sus móviles que montaban procesadores Mediatek en India, así como los fabricantes indios Intex y Micromax también recibieron la notificación de haber incumplido las normas sobre patentes.

Ahora le toca el turno a UMI, que vendía en el Reino Unido sus terminales de mano de la web de Amazon y que ahora deberá pausar sus actividades debido a que algunos de sus smartphones han sido denunciados, entre ellos el UMI Zero, UMI Iron Pro y el Hammer S.

UMI VS Ericsson

Mis conocimientos en el tema de las patentes son muy limitados por lo que no me puedo aventurar a afirmar quien tiene la razón aunque, viendo como Ericsson se dedica a denunciar a una compañía tras otra, puedo decir que no me parece normal que tantas marcas se jueguen sus beneficios y la posible retirada de sus productos del mercado por algo así.

Ya hemos visto otros casos en los que las marcas se denuncian por cualquier cosa con la esperanza de frenar al rival un tiempo o ganar publicidad en los medios de manera gratuita, como el litigio entre Apple y Samsung sobre la forma de sus móviles.

El tiempo nos dirá si UMI infringió la ley o si Ericsson se asustó de la velocidad con la que llegan las marcas asiáticas al viejo continente y de la fiereza de su competitividad, pero a día de hoy sólo podemos decir que ojalá vuelvan a vender rápido ya que, en términos de relación calidad precio, no tienen rival.

Dejar una respuesta