OnePlus y Meizu han maquillado sus resultados en ciertos tests

0
Meizu y oneplus cambian tests

Las compañías asiáticas OnePlus y Meizu podrían estar engañando en sus resultados de AnTuTu y Geekbench entre otras aplicaciones de medición de potencia de sus procesadores con el fin de presentar unos terminales, aparentemente, más rápidos.

Como viene siendo costumbre, en cualquier página que se dedique a las novedades de este sector, cuando se realiza un análisis, una de las maneras que tenemos de comparar los SoC es gracias a aplicaciones como AnTuTu que, no sólo nos permite ver que puntuación sacan, si no que nos informan de la media de otros smartphones también.

Los benchmarks de los terminales de Meizu y OnePlus en duda

Es curioso como, ante esta noticia, al menos a mí me ha sorprendido bastante más la implicación de OnePlus que la de Meizu. Esta última, después de los rumores sobre el malware que introducía en sus terminales, parece seguir en la línea con su Meizu Pro 6 y los benchmarks maquillados.

Xiaomi en Casa

La cuestión es que, ambas compañías, han retocado sus sistemas operativos con el fin de que, al abrir una aplicación, el procesador aumente su frecuencia por encima de lo anunciado. Esta práctica resulta en unos datos mayores a los que se preveía y deja a otras marcas por debajo aún montando el mismo SoC.

OnePlus, al ser preguntada acerca de esto, ha salido rápidamente a defenderse alegando que, en Oxygen OS, es una característica para que la experiencia de usuario sea mejor a la hora de enfrentarse con aplicaciones que exijan más requisitos como ciertos juegos o navegadores.

El problema que se ha encontrado, y que han prometido solucionar en las siguientes actualizaciones, es que Geekbench y AnTuTu se encuentran entre los programas que provocan esa subida de prestaciones a la hora de realizar el test.

Las reacciones en la comunidad no se han hecho esperar, muchos usuarios han puesto en duda el título del smartphone más potente de AnTuTu y piden una manera de contrastar estos datos. Ahora sólo tienen que esperar a que se publique la próxima versión de Oxygen OS sin esta característica.

De todas formas, Meizu y OnePlus no han sido las únicas salpicadas por escándalos de este tipo, Samsung y HTC, por ejemplo, también usaron este tipo de boost sobre las frecuencias de sus procesadores con determinadas aplicaciones. No es una práctica nueva, pero a todos nos parece, como mínimo, una falta de confianza en sus propios productos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here