Saltar al contenido

Listos para jugar y disfrutar con el Xiaomi Gamepad

Xiaomi Gamepad

Xiaomi cuenta con un catálogo de productos que va mucho más allá de su fantástica gama de smartphones y tablets, desde peluches a vehículos eléctricos unipersonales. Hoy nos ocupa un producto que, pese a su calidad y precio, no suele aparecer entre los más reconocidos: el Xiaomi Gamepad Bluetooth.

Se trata de un controlador inalámbrico con un claro enfoque hacia los dispositivos móviles, ya sean smartphones o tablets, aunque puede ser emparejado también con un ordenador, siempre que éste cuente con conexión bluetooth. La mejora en las características técnicas de CPUs y GPUs para móviles ha hecho que cada vez aparezcan juegos más complejos, para los que el control táctil resulta un poco incómodo, por decir claramente insuficiente (FPSs, juegos de carreras o la popularización de los emuladores).

Es ahí donde entra la propuesta del gigante chino, con un mando de aspecto muy similar a ese clásico del diseño que es el Xbox 360 Controller y que puede mantenerse en stand by durante más de 350 días solo con un par de pilas, algo muy oportuno si tenemos en cuenta que las posibilidades de carga, cuando hablamos de teléfonos o tablets, son prácticamente inexistentes, lo que nos obligaría a contar con una batería externa.

El Xiaomi Gamepad se presenta en una sobria caja de cartón marrón, pero, nada más abrirla llama la atención la calidad de materiales y el diseño en un gamepad inalámbrico que no llega a los 30 €. Solo está disponible en un acabado negro mate, donde el brillo se reserva para la cruceta de control, en negro, y para un botón central (que en este caso han denominado “MI button”) retroiluminado. El exterior da la sensación de que estamos frente a un producto de calidad, pero sabemos que la calidad de un mando la determinan la precisión y las sensaciones que nos transmite en nuestras manos durante el juego y aquí también se nota que Xiaomi, como viene siendo habitual, no han escatimado tiempo a la hora de evaluar la respuesta de todos sus componentes.

La ergonomía del gamepad es excelente, con un tamaño generoso y un tacto muy agradable, y hace que no resulte pesado utilizar el controlador durante largas sesiones de juego. Como ya hemos comentado, la disposición de botones, sticks y cruceta respeta la configuración del mando de la Xbox 360, con lo que la adaptación no será un problema. Los gatillos cuentan con una curvatura cóncava, que facilita el agarre al tiempo que evita deslices. Tienen un recorrido suave y responden con algo más de dureza que el modelo de Microsoft. Algo similar pasa con los sticks analógicos; aunque la respuesta sigue siendo suave y fluida, la resistencia a la fuerza de nuestros pulgares es un poco más rígida (algo que encantará a algunos jugadores, ya que puede ofrecer un extra de precisión en el control de algunos juegos, como los de plataformas).

La cruceta solo se puede definir como excelente. Aunque puede que haya gamers, como el campeón de Marvel vs Capcom 2 y profesional del póker online, Randy Lew alias “Nanonoko”, que sigan prefiriendo la configuración clásica de stick y botones, lo cierto es que los microswitches de su cruceta de cuatro bolas harán las delicias de los aficionados a los juegos de lucha más exigentes con el control, quienes agradecerán la facilidad con la que se producen las transiciones por las diagonales. En cuanto al acelerómetro de tres ejes incluido, podemos decir que cumple con su cometido, con un nivel de precisión que se acerca al de los mandos de Sony y que permite disfrutar con juegos como la saga Asphalt sin complicaciones y sin mover la pantalla.

A la hora de vincularlo a vuestro dispositivo, la tecnología bluetooth 3.0 de la que está dotado nos permite alejarnos hasta diez metros sin perder la fluidez y rapidez en la respuesta. Basta con pulsar el botón MI para activar la sincronización y esperar a que se reconozca, y ya estaremos en disposición de jugar. El trabajo que ha realizado Xiaomi en la gestión de la energía que consume este dispositivo ha sido excelente, y con un par de pilas AA (incluidas en el paquete, todo un detalle) tendremos suficiente para disfrutar con nuestros arcades favoritos durante días (Xiaomi anuncia 80 horas de uso) incluso con la vibración activada.

Se trata de un muy buen producto en el que se han priorizado tanto la compatibilidad con el mayor número de dispositivos como la calidad en la respuesta y las sensaciones que transmite durante las sesiones de juego, y todo ello con un precio muy contenido. Si estás buscando un mando todoterreno por menos de 30 €, el Xiaomi Gamepad puede ser tu candidato ideal.

Os dejo una video review para que lo conozcais aún mejor y podais ver su funcionamiento “en directo”.

Características del Xiaomi Gamepad

  • Vibración con dos motores de vibración independientes.
  • Acelerómetro de tres ejes.
  • Ahorro de batería con desconexión automática por inactividad.
  • Hasta un año en espera y 80 horas de juego con un solo par de pilas AA.
  • Bluetooth 3.0.
  • Empuñadura ergonómica.