Saltar al contenido

La compra de Vizio por parte de LeEco a cambio de 2.000 millones de dólares corre peligro

leeco y vizio

Estamos cerca de finiquitar una semana más, y el tercer mes del año, y lo hacemos junto a una noticia muy peculiar que ha captado toda nuestra atención en esta mañana de jueves. Los que seguís el día a día de este mundillo con Kustruki desde hace tiempo, recordaréis que el pasado mes de julio os informábamos que LeEco, una de las compañías chinas más importantes dentro del mercado tecnológico, había decidido comprar Vizio, un fabricante chino de televisores, a cambio de 2 billones de dólares, lo que para nosotros serían 2.000 millones de dólares. Pues bien, en el día de hoy han aparecido nuevas informaciones que prevén que esta acción no acabe teniendo el final feliz que muchos podían imaginar hace unos meses.

Con la adquisición de Vizio, LeEco buscaba dar un golpe de efecto al mercado, adquiriendo una compañía que le permitía entrar a competir de lleno en un sector determinado que se escapaba de su control. Sin embargo, en estos momentos LeEco no está atravesando su mejor momento, no en cuanto a economía se refiere, sino a nivel de popularidad o presencia en los medios, y es que al parecer en las últimas fechas hay un runrún negativo entorno a la empresa china. Precisamente, es esta corriente negativa la que saca a relucir temas como la poca necesidad de LeEco en adquirir Vizio, cuyos televisores apenas se comercializan dentro de China, la que puede acarrear consecuencias nefastas para el acuerdo que acordaron ambas marcas el pasado verano.

LeEco y Vizio, ¿hay trato?

Estas fuentes que se muestran críticas entre el acuerdo alcanzado por LeEco y Vizio todavía van un paso más allá, y destacan otro aspecto interesante que puede estar ocasionando tiranteces en las últimas horas, las limitaciones de capital impuestas por China en este tipo de transacciones. Y es que Vizio tiene su sede en California, y el gobierno chino limita mucho el gasto lejos de sus fronteras. Además, la situación financiera de LeEco, sin ser mala en absoluto, no es tan boyante como muchos podrían ver, ya que se ha expandido a numerosos mercados con suerte dispar.

Sin embargo, vale la pena recordar que LeEco llego a Estados Unidos el pasado año, y realizo una apuesta muy fuerte por establecerse en territorio estadounidense, llegando incluso a trabajar en automóviles eléctricos y adquiriendo terrenos en Solicon Vallley. A pesar de todo, y aunque podamos tener la sensación que lo más sensato sería no seguir adelante con el acuerdo de Vizio, en todo momento desde la compañía china se asegura que ese desembolso se ha tenido en cuenta en la hoja de ruta de la compañía y que es un gasto con el que ya se cuenta.¿Será Vizio el empujón definitivo para que LeEco consiga establecerse en el mercado norteamericano?