Saltar al contenido

Huawei P10, creado de entre las sobras de otros muchos móviles

Huawei P10

La compañía asiática Huawei, como cualquier empresa, siempre busca maneras de ganar más dinero con sus productos. Una de estas maneras es usar piezas de otros smartphones para montar los nuevos, este es el caso del Huawei P10, el buque insignia de la marca, que usa diferentes tipo de batería y RAM, algunos más antiguos, en ciertos modelos.

Quizás, el ejemplo más claro lo tengamos en el mundo de los coches. Muchas veces, cuando sale un nuevo modelo a la venta, encontramos que los retrovisores, suspensiones, motores u otra pieza viene del modelo anterior y, gradualmente, vas cambiándolas por las recién fabricadas a medida que se agotan. Antes de entrar más en materia, permitidme que os haga un rápido recordatorio de las especificaciones técnicas de este teléfono.

Características del Huawei P10

  • Pantalla IPS Full HD con un tamaño de 5,1 pulgadas.
  • Cristal Gorilla Glass 5.
  • Procesador de ocho núcleos HiSilicon Kirin 960 con una velocidad de reloj de 2,3 GHz.
  • GPU Mali G71.
  • 4 GB de memoria RAM.
  • 64 GB de almacenamiento interno.
  • Cámara trasera con dos lentes, una de 20 Megapíxeles y otra de 12 Megapíxeles, con enfoque láser.
  • Cámara delantera de 8 Megapíxeles.
  • Batería con una capacidad de 3.200mAh.
  • Sistema operativo Android 7.0 Nougat con interfaz EMUI 5.1.

Con los datos en la mano, este terminal es, claramente, una posibilidad muy seria si nos planteamos cambiarnos de móvil. Sin embargo, si los 4 GB de RAM en lugar de ser LPDDR4 fueran LPDDR3 o la memoria interna fuera eMMC 5.1 en lugar de UFS 2.1 ¿seguiríais poniéndolo por encima de otros?

¿Qué memoria habías elegido?

A priori, estas diferencias parecen no tener demasiada importancia. De hecho, si vamos a limitarnos a usar el móvil para hablar por WhatsApp, llamar y alguna foto de vez en cuando, probablemente, no las notaréis. Por otro lado, si trabajáis desde el móvil, soléis tener muchas aplicaciones abiertas o descargáis archivos bastante pesados puede que os obligue a cambiar de smartphone antes de lo que quisierais.

Huawei P10

Da igual si hablamos del Huawei P10 estándar o el Plus, cada vez que compráis uno es como tirar los dados, y, con una diferencia de velocidad de escritura de unos 300 MB/s, con una eMMC 5.1, a unos 700 MB/spara las UFS 2.1, la cosa empieza a pintar mal. Al fin y al cabo todos los usuarios han pagado por el mismo teléfono.

Esta práctica, casi seguro, no se limita exclusivamente ni al Huawei P10 ni a esta empresa pero, en honor a la verdad, desde esta web lo máximo que podemos hacer es avisar e informar, a todos los posibles compradores, de todos los datos para que puedan comprar lo más tranquilamente posible