Gionee P5 Mini, un teléfono de bolsillo

0
Gionee P5 Mini pantalla

Gionee es una de esas marcas chinas que ha ido creciendo en los últimos tiempos a base de ir haciendo las cosas muy bien, presentándonos poco a poco nuevos y mejores dispositivos, dejándonos a todos más que sorprendidos. Algo que sin duda nos lleva a ser muy optimistas de cara a lo que nos puedan presentar en el futuro.

Posiblemente, el momento cumbre de toda esta situación fue durante el pasado Mobile World Congress celebrado en Barcelona, donde el fabricante chino presento al público nada más y nada menos que el Gionee S8, un teléfono realmente espectacular que elevaba el listón de la marca hasta un nuevo e inesperado límite (podéis leer aquí nuestras impresiones después de probar el smartphone durante la celebración del MWC). Hoy, sin embargo, nos toca hablar del Gionee P5 Mini, un teléfono que por suerte o por desgracia, está muy lejos de la bestia que es el S8.

Características del Gionee P5 Mini

  • Pantalla FTWGA On-Cell IPS LCD con un tamaño de 4,5 pulgadas y una resolución de 854 x 480 píxeles.
  • Procesador de cuatro núcleos Mediatek MT6580M con una velocidad de reloj de 1,3 GHz.
  • 1 GB de memoria RAM.
  • 8 GB de almacenamiento interno, ampliables hasta los 32 GB a través de una tarjeta micro SD.
  • Cámara trasera con 5 megapíxeles con Flash LED.
  • Cámara frontal de 2 megapíxeles.
  • Betería Li-ion con una capacidad de 1800 mAh.
  • Dual SIM, Bluetooth, Wi-fi, GPS y micro USB 2.0.
  • Compatible con redes 2G y 3G.
  • Sistema operativo Android 5.0 Lollipop.
  • Dimensiones: 132 x 66 x 9,1 milímetros.
  • Peso: 153 gramos.
  • Disponible en colores azul, blanco o negro.

Como vosotros mismos podéis comprobar, por las características técnicas desveladas previamente, el Gionee P5 Mini es un teléfono de gama baja enfocado a un público muy específico que utiliza su terminal con cuentagotas.  Y es que, si nos detenemos a observar con detenimiento, no hay ninguna faceta donde realmente destaque el teléfono.

Gionee P5 Mini colores

Si tuviera, que rescatar algo “positivo” del Gionee P5 Mini, diría que destaca por sus dimensiones de bolsillo, ya que es un teléfono con una pantalla de 4,5 pulgadas (no está mal), con un peso y unas dimensiones bastante reducidas.

Por el contrario, si alguien quiere “hablar mal” del Gionee P5 Mini es relativamente sencillo, ya que por ejemplo la pantalla no llega a ser ni tan si quiera HD, tiene poca RAM y poca memoria de almacenamiento interno, no es compatible con 4G, así como también cuenta con una capacidad de batería que me parece realmente irrisoria.

Pero sin duda, lo que acabará marcando el resultado final del Gionee P5 Mini lo marcará el precio, ya que si acaba teniendo un precio muy reducido y atractivo (cosa que no me extrañaría nada), puede conseguir hacerse un pequeño hueco en el mercado.

Dejar una respuesta