Amazfit, un contrincante de alto standing para la Mi Band

4
Amazfit Portada

La Amazfit, un producto nuevo del que hasta ahora no habíamos oído hablar, ha llegado para quedarse y apunta ser el contendiente mejor situado para disputarle el trono de las smartbands chinas a la todopoderosa Xiaomi Mi Band.

La Amazfit parece la respuesta a todos aquellos que no daban el paso a probar la Mi Band, repelidos por las correas de silicona y un diseño mejorable. Presentada hoy en un evento en China, parece más un producto de joyería que uno digno de una web de gadgets y tecnología.

El núcleo del Amazfit está construido en un material conocido como ZrO2, derivado de la cerámica circonita, que promete una durabilidad de escándalo. Aseguran que solo el zafiro es más duro que el ZrO2 y que este es utilizado en relojes de lujo e incluso en la industria aeroespacial, por lo que no deberemos preocuparnos demasiado si se lleva algún golpe.

Amazfit Detalle

Amazfit, el wearable chino de lujo

La batería de 15 mAh puede parecer escasa para los números que solemos ver por esta web, pero Amazfit asegura que será capaz de proporcionar hasta 10 días de duración. Además cuenta con protección IP68 para evitar daños si es sumergida, aunque, ojo, que eso no lo convierte en impermeable, por lo que sería recomendable bañarse en la playa sin este wearable puesto.

Si os fijáis en las fotos promocionales publicadas, no aparece ningún tipo de conexión física para cargar la batería o transferir datos a un terminal. Esto se debe a que todo se realizará de manera inalámbrica, desde la carga de la batería al traspaso de datos de fitness y salud al móvil mediante Bluetooth 4.0.

Aparte del diseño exterior, que me parece un paso adelante para las smartbands en general, no únicamente las fabricadas en China, el otro gran avance viene en el uso del propio Amazfit. Y es que lo he llamado smartband a falta de un vocablo mejor, pero también podremos llevarlo al cuello cual colgante si así lo deseamos.

Amazfit En modelo

Pero, ¿quién está detrás del Amazfit?, pues Huami, un partner de Xiaomi en sus negocios relativos al mundo wearable. Es decir, no estamos delante de la Mi Band pero algo muy cercano a la casa, tan cercano como que el fundador de esta desconocida empresa es el mismísimo Lei Jun, CEO de Xiaomi.

Mientras que la Xiaomi Mi Band cuesta 79 yuanes en China (11 € aprox.), la Amazfit cuenta con un precio sensiblemente superior de 299 yuanes (41 €). El desembolso es mayor, pero la Mi Band parece destinada hacia el mundo del fitness y este nuevo wearable está más enfocado como accesorio de moda.  Habrá que ver por cuanto se queda la Amazfit puesta en casa, porque estos precios son los facilitados para las tiendas en el gigante asiático, a los que debemos sumar los sobrecoste de los intermediarios y los envíos a Europa.

4 COMENTARIOS

Dejar una respuesta